La observación diurna de los ejes de precisión de la tierra y nocturna del movimiento de las constelaciones, estrellas y planetas, origina una trama simbólica a partir de la cual se sintetiza geométricamente un organizador, un relacionado, que luego es vinculado numéricamente.